En Colombia los accidentes cerebrovasculares no son detectados a tiempo

thumb600 Accidente-cerebrovascular-ACV-post

“Un proyecto de Los Andes busca una atención oportuna de la enfermedad”

Una investigación del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, y la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes, en alianza con la Fundación Santa Fe de Bogotá y financiada por Colciencias, encontró que en Colombia la mayoría de los pacientes que sufren accidentes cerebrovasculares (ACV) no son detectados oportunamente o acceden tardíamente a los servicios de salud. Además, que los traslados entre el lugar de ocurrencia y atención son una barrera para acceder oportunamente al tratamiento, por lo que existe mayor probabilidad de morir o quedar en situación de discapacidad. El proyecto buscaba caracterizar la enfermedad en el país y desarrollar una tecnología para mejorar el diagnóstico y brindar un tratamiento oportuno y adecuado a los pacientes, en zonas urbanas y rurales.

A partir del diagnóstico sobre la atención, muerte y discapacidad, los investigadores desarrollaron el Sistema de Información Territorial en Accidente Cerebrovascular (SITAC), una página web (https://sitac.uniandes.academy/) que consolida los datos, hasta 2015, de atención, mortalidad y discapacidad de la enfermedad en todo el país. Esta información puede ser fundamental para la toma de decisiones relacionadas con ACV y servirá a los tomadores de decisión como fuente para el diseño y la implementación de políticas públicas que minimicen los impactos de la enfermedad y mejoren la calidad de vida de la población.

En el marco del proyecto, liderado por Antonio Salazar, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, y del Grupo de Ingeniería Biomédica, y en conjunto con investigadores de la Fundación Santa Fe de Bogotá, se desarrolló un software que, a través de un algoritmo de decisión, indica al personal médico el protocolo a seguir en presencia de pacientes con síntomas de ACV, el cual es acorde con la últimas recomendaciones de la American Heart Association/American Stroke Association (AHA/ASA). Este sistema acelera el tiempo de respuesta y estandariza los procedimientos de atención, teniendo en cuenta que los primeros 60 minutos son fundamentales para garantizar la supervivencia del paciente y evitar que quede en situación de discapacidad. Adicionalmente, desarrollaron un software de lectura de TAC cerebral acorde a la sintomatología del ACV, el cual también es utilizado en actividades de formación de residentes de radiología y en la evaluación de dispositivos móviles para lectura remota.

Por su alta mortalidad y discapacidad asociada, los accidentes cerebrovasculares se consideran un problema de salud pública, que son causados por alteraciones del flujo de sangre en el cerebro, ya sea porque hay obstrucción o ruptura de un vaso sanguíneo. Según la Organización Mundial de la Salud, el ACV es la segunda causa de muerte en el mundo y una de las primeras causas de discapacidad; de los 56,4 millones muertes en 2016, fue responsable de 6,2 millones. En Colombia, según el Observatorio Nacional de Salud, es la tercera causa de muerte.

La caracterización de la atención de la enfermedad estuvo a cargo de Diego Lucumí, de la Escuela de Gobierno, quien, a partir de diversos datos obtenidos del DANE y el Ministerio de Salud, identificó los aspectos más relevantes de la prestación del servicio en Colombia.

Este proyecto ayudará en el diagnóstico de la enfermedad en regiones apartadas del país, que no cuentan con especialistas, ni con sistemas de atención para mejorar los tiempos de respuesta y traslados a lugares que garanticen el tratamiento y seguimiento de la evolución del paciente.