Los retos de Bogotá para enfrentar el sarampión importado

Rodrigo Rodriguez

La pobreza y el subdesarrollo son algunos factores sociales asociados a la enfermedad

En el seminario de posgrados del pasado 23 de agosto de 2019, Rodrigo Rodríguez, consultor experto de la Secretaría de Salud de Bogotá, habló de las estrategias implementadas por Bogotá para enfrentar la llegada del virus del sarampión, en muchos casos a través de migrantes venezolanos.

Los departamentos de Guajira, Norte de Santander y Arauca, puerta de entrada de los migrantes a Colombia, fueron los más afectados por el virus, debido a que no estaban preparados para enfrentar la llegada del sarampión, ya que no tenían a su población vacunada, ni hacía un seguimiento a la enfermedad como se hizo en Bogotá.

El experto aseguró que en las localidades de Santa Fe y Mártires se identificó la mayor cantidad de brotes del virus debido a que han recibido gran parte de la población migrante y en donde se concentran problemas como la pobreza, desigualdad y hacinamiento, algunos de los factores sociales que influyen en el desarrollo de muchas enfermedades.

Para combatir la propagación del virus, la ciudad realizó una campaña de vacunación a grupos de colombianos que tienen contacto con extranjeros; se vacunaron a todos los niños venezolanos que llegan al país sin ningún esquema de vacunación en alianza con asociaciones de migrantes, así como con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM); así como a adultos venezolanos y colombianos desde los 19 años, pues los datos epidemiológicos de Colombia mostraron que había probabilidad de infección desde esa edad.  

En este momento, las autoridades de salud registran control sobre el virus, pero siguen alerta, monitoreando cualquier caso.