Estudiante de la Escuela de Gobierno hace parte de uno de los equipos ganadores del Reto de Ginebra

 del Reto de Ginebra

En el mundo, una de cada cuatro personas tendrá algún problema de salud mental en la vida. Esto motiva el trabajo de Bernardo Tocua de la Maestría en Salud Pública

El pasado 1 de octubre de 2019 se llevó a cabo la premiación del Reto de Ginebra, organizado por el Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales en Ginebra, Suiza, que busca que estudiantes de posgrado propongan ideas innovadoras a diferentes problemáticas. El concurso se realiza anualmente con diferentes temáticas, este año se enfocó en los retos en salud global.

Los colombianos obtuvieron el tercer puesto por Wanöpo, una iniciativa desarrollada para hacer evaluaciones adecuadas de las afecciones de salud mental más prevalentes en Colombia, al mismo tiempo que proporciona pautas de manejo específicas para aquellos pacientes que reciben tratamiento.

El proyecto se soporta en una aplicación que evaluará el nivel dimensional de los trastornos emocionales, así como de otros problemas relacionados, como el suicidio y el abuso de sustancias. El uso de estas tecnologías, en el campo de la salud mental, en países de ingresos bajos y medios, también ayudará a reducir los estigmas. Además, Wanöpo podría contribuir a la recolección de datos de salud mental en Colombia.

El equipo está conformado por Alma Guaidía, estudiante de la Maestría en Sicología Clínica en la Fundación Universitaria Konrad Lorenz; Lina Morales y Mateo Bernal, estudiantes de la Maestría en Sicología Clínica y de la Salud en Los Andes; y Bernardo Tocua, de la Maestría en Salud Pública, también de Los Andes.

Adicional al reconocimiento, obtuvieron un premio económico de dos mil quinientos francos suizos, que serán utilizados para desarrollar la aplicación, ya que durante el encuentro recibieron asesoría de una consultora sobre la mejor manera de llevar a cabo su proyecto, por eso una de las siguientes fases es encontrar interesados en la investigación, para llevarla a feliz término.

“Esta experiencia me abrió las puertas al mundo y me permitió conocer profesionales de distintas áreas y contextos, con necesidades y retos distintos a los de nuestro país. También me motivó para seguir investigando sobre la salud mental: un problema que afecta al mundo entero. Esta oportunidad también expandió mis horizontes sobre el trabajo en salud que se hace a nivel global” dice Bernardo Tocua, estudiante de la Maestría en Salud Pública

Conoce más del proyecto aquí

Conoce el discurso del equipo aquí