“El futuro de la paz en Colombia y las relaciones con Estados Unidos”

ea-1novAnálisis del plebiscito, el futuro del acuerdo con las Farc y las relaciones bilaterales

En el marco de la celebración de los diez años de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo de la Universidad de los Andes, el 1° de noviembre de 2016, se organizó un conversatorio denominado El futuro de la paz y las relaciones con los Estados Unidos. Su finalidad era escuchar a un académico extranjero con sus impresiones sobre el proceso de paz en Colombia y la visión del país y del momento actual en los Estados Unidos.

Cynthia J. Arnson, directora del programa latinoamericano en el Centro Internacional Woodrow Wilson for Scholars, fue la invitada especial de la Escuela y la ponente principal en un panel que contó como comentaristas a Angelika Rettberg, directora de la Maestría en Construcción de Paz de la Universidad, a Ángela Fonseca, profesora de la Universidad Javeriana, y a Michael Weintraub, profesor de la Escuela de Gobierno. El director de la Escuela, Carlos Caballero Argáez, actuó como moderador del panel.

Arnson abrió su presentación recordando las condiciones internacionales y domésticas que se experimentaban en Colombia cuando el presidente Santos decidió iniciar el proceso de conversaciones entre el Gobierno y los líderes de las Farc en 2012. Explicó cómo con posterioridad al periodo presidencial de Álvaro Uribe Vélez, las Farc se encontraban muy debilitadas, pero no derrotadas y los cambios políticos en la región, entre otros la llegada de exguerrilleros al poder en Uruguay, Brasil y El Salvador, eran propicios para iniciar conversaciones con la guerrilla.

Para Arnson, además, el Plan Colombia había sido exitoso, la economía colombiana estaba creciendo debido al auge de los precios del petróleo y los minerales, y la misma guerrilla consideraba que continuar en su actividad no auguraba un futuro promisorio. Con el Acuerdo con las Farc firmado el 26 de septiembre el avance fue muy importante por lo cual en la coyuntura actual, después del triunfo del No en el plebiscito del 2 de octubre, lo conveniente es no perder el impulso hacia el fin del conflicto y renegociar el Acuerdo sin sacrificar los avances logrados. Anotó que en Estados Unidos hay muchas dudas y un rechazo general hacia las Farc, pero hay también claridad en el sentido de que “el proceso de paz es una extensión lógica de la colaboración bilateral de el Plan Colombia” y que, “a pesar del fracaso en el plebiscito, se abre la oportunidad para superar las divisiones políticas y Colombia puede ser un modelo de esperanza para el mundo”.

Angelika Rettberg hizo un análisis de los resultados electorales del pasado 2 de octubre. Con humildad se preguntó en dónde habían fallado quienes, como ella, pensaron que el triunfo del Sí estaba asegurado. “Fuimos triunfalistas suponiendo que la superioridad moral del Sí era obvia” aseguró la académica.

Ángela Fonseca, por su parte, se refirió al abstencionismo como uno de los motivos para que ganara el No y planteó los posibles sacrificios de una renegociación como el enfoque de género y otros temas que fueron aprobados por los votantes del Sí y que probablemente no sean respaldados de otra manera. De cierta manera expresó su preocupación porque la renegociación de un acuerdo termine modificando el “contrato social” vigente en el país.

A su turno, Michael Weintraub planteó unas preguntas muy pertinentes para la discusión. Por ejemplo, ¿fue realmente el odio a las Farc lo que llevó a la derrota del Sí en el plebiscito?; ¿cuál será el papel de las movilizaciones sociales en un nuevo acuerdo y en su implementación?; ¿hay una nueva derecha en América Latina?; ¿qué se puede aprender del proceso de las Farc para aplicar con el Eln?; ¿cómo será la cooperación bilateral con los Estados Unidos para el posconflicto?

Cada uno de los participantes hizo un análisis de dichas preguntas en un ambiente relajado y riguroso con la participación de algunos de los asistentes, la mayoría de ellos estudiantes del pregrado en Gobierno y Asuntos Públicos de la Escuela de Gobierno.

En sus comentarios como moderador, Carlos Caballero resaltó las movilizaciones sociales posplebiscito promovidas por los jóvenes para presionar un acuerdo rápido y afirmó que “los jóvenes, que por mucho tiempo no estuvieron involucrados en la agenda pública, despertaron de un letargo exigiendo un acuerdo ya”, porque quieren vivir en un país en paz.

Puede ver la transmisión en:

Parte 1:  http://bit.ly/2eYKSQm  |  Parte 2: http://bit.ly/2fCctdC

volver